Glosario



A continuación os dejamos, oh, ilustres visitantes del reino, un completo glosario -presentado por orden alfabético- con los principales personajes, razas y lugares a los que hace referencia el libro, para facilitaros lo más posible su lectura. Eso sí, nobles señores: antes de consultarlo, tened en cuenta que puede contener spoilers que os destripen, cual afilada espada, ciertos "secretos" de la trama que tal vez no queráis que os sean destripados. Dicho esto, sólo a vos os corresponde decidir si os compensa consultar este glosario:

Akinam II: (apodado "el Rey Lagarto") Rey de Nibiru en tiempos de Madox, tataranieto del mítico Enki, el mismo que -según la tradición de su pueblo- habría llegado a Pangea proveniente de las estrellas junto a su esposa Ninmah, y entre los dos habrían fundado la ciudad de Larsa primero, y la nación de Nibiru después.

Aldord: capitán de la guardia encargada de custodiar la embajada de Vulcania en Nibiru

Argnethor (las Colinas de): pequeña cadena montañosa que sirve de frontera natural entre las provincias vulcanienses de Kabulashi y Pandora.

Ardalai: Reina de Vulcania, esposa de Baltar el Grande. Fallecida al dar a luz a la Princesa Zaldivia, única hija del matrimonio.

Arnath: ermitaño que vive aislado en el inhóspito Bosque de las Brumas, famoso en cientos de leguas a la redonda tanto por sus dotes adivinatorias, como por sus artes sanadoras. La superstición de las gentes hace que muchos lo tomen por un nigromante (mago negro), si bien, en realidad, no es más que un piromante (adivino que obtiene sus visiones premonitorias mediante la observación del fuego, guiándose por los cambios de su color, la disparidad de sus chasquidos, la disposición de las llamas, e incluso la forma y trayectoria del humo. A menudo se sirven de sal u otras sustancias que arrojan a las brasas, a fin de provocar en ellas ciertas reacciones especiales que, supuestamente, favorecen su lectura. En el caso de Arnath, se acaba descubriendo que se mudó a un paraje tan solitario y remoto cuando desde la corte se dio orden de búsqueda y captura de todos los druidas, en el momento en que los Vigías sacaron a la luz sus prácticas heréticas, si bien, acaba descubriéndose que en su caso concreto, Arnath no fue más que una víctima inocente de los tejemanejes de su perverso hermano Khang, líder de la Orden. Por eso, cuando huyó al citado Bosque de las Brumas para salvar la vida, adoptó el falso nombre de Grimmond a fin de pasar desapercibido.

Arym: fabuloso corcel de la raza ra'grim que Madox atrapa para Zarlok en el Valle de los Unicornios. Tras el fallecimiento del sumo sacerdote, el xhitariano regala el caballo a Edelhoor, el joven svartalfr que acabará por convertirse en su compañero infatigable. En la lengua de los ancestros, Arym significa "Bribón".

Ashia: famosa sacerdotisa del Templo Mayor de la Ciudad Azul de Kabulashi, perteneciente al eminente Círculo de las Ensoñadoras (videntes capaces de vislumbrar ciertos episodios futuros a través de sus sueños, que potencian con la ingestión de setas alucinógenas). Es hermana de Telonia, la ex sacerdotisa que acabará convirtiéndose en la madre de Madox (protagonista de la saga), y por tanto, tía materna del mismo.

Assys (Pozo de): oasis a medio camino entre las provincias de Kabulashi y Pandora (a unas veinte millas al sudoeste de las Colinas de Argnethor), en el que suelen detenerse los viajeros para beber, comer y descansar.

Baltar Loregein (apodado el Grande): Rey de Vulcania en tiempos de Madox. Hijo de Drusold el Fuerte, viudo de la Reina Ardalai y padre de la Princesa Zaldivia. También es la persona que -en connivencia con el Consejo de Ancianos- encarga a Madox la búsqueda de la legendaria Espada Brooheelda.

Bertchal: miembro del grupo de salteadores de caminos graykons que asaltan a Khang en el bosque cuando este -ocupando aún el cuerpo de Trixel- tiene que echarse a andar pues acaba de reventar a su montura. Es el arquero del grupo, y como el resto de sus compañeros, acabará brutalmente masacrado por su presunta víctima.

Branthir (la Garganta de): es el mayor desfiladero que une la zona orca conocida vulgarmente como Tierra de Nadie con el norte de Vulcania, y el único cuya anchura permitiría el paso de un hipotético ejército invasor. Es por ello que los vulcanienses lo vigilan día y noche desde la Cima del Lobo Gris, una atalaya situada en lo alto de dicho desfiladero.

Ciudad Azul de Kabulashi: capital de Vulcania, país de los hombres.

Cylas: traficante de mujeres, es el mayor surtidor de meretrices "exóticas" de los principales lupanares de la Ciudad Azul en el momento en que Madox llega a la misma. Es un individuo peligroso, que ya desde bien joven arrastra a sus espaldas un incomparable historial delictivo: estafador, mercenario, pirata, contrabandista... Sin embargo, cuando en La Posada del Tuerto pone sus ojos en la faltriquera de nuestro héroe, comete el mayor error de su miserable existencia, pues se arma tal trifulca que termina con el rufián malherido y yendo a parar de cabeza a la mazmorra.

Darbass: unicornio que sirve de montura a Madox, protagonista de la saga (y a quien las antiguas profecías auguraban que un día habría de salvar a su pueblo montando un «indómito corcel»). En la lengua de los ancestros, su nombre significa "Fuego".

Drakkis: caudillo de los Graykon en tiempos de Madox.

Drilmor: país de los enanos, situado al sur de Nibiru y al suroeste de Vulcania, con el que el río Krashodia hace de frontera natural.

Drusold Loregein (apodado el Fuerte): Rey de Vulcania en los tiempos en que Gandor era Capitán de los Juramentados, que decidió abdicar del trono en favor de su hijo Baltar Loregein (posteriormente conocido como el Grande) cuando los Vigías destaparon el escándalo de la casta druídica.

Ekkion: uno de los cuatro miembro del Consejo de Ancianos (cuando Madox llegó por vez primera a la corte). También ostentaba los cargos de decano de los sanadores y boticario mayor del reino.

Enki: uno de los dioses o Maestros Anunnakis que dieron origen a todas las razas inteligentes de Pangea, y a la sazón, esposo de Ninmah.

Espada Brooheelda: espada legendaria -también llamada "la espada de los druidas"- fabricada por Puk, famoso herrero procedente de una selecta dinastía de maestros armeros, única familia humana que tuvo el privilegio de heredar la insuperable técnica metalúrgica de los enanos de Drilmor (incluyendo los misteriosos hechizos empleados en sus forjas). La espada es un poderoso talismán, cuya hoja fue manufacturada -según las palabras de Tumak, el druida que la encargó- con "una materia mística caída de las estrellas, de los remotos lugares donde el Divino Krabhast tiene su eterna morada". Asimismo, posee unas misteriosas inscripciones rúnicas grabadas en oro, que discurren a lo largo de la hoja, paralelas al nervio central, y cuya traducción viene diciendo: "Si digna fuere la mano que la empuñase, agraciada será con los tres dones místicos: valor, fortaleza y sabiduría". La guarda cruzada es de plata, la empuñadura es de marfil de mamut tallado en espiral, y el pomo, una esfera de obsidiana pulida.

Fralith: apodada la Desolladora, otra de las populares meretrices "exóticas" de Cylas. Una fémina ruda y salvaje, criada en la legendaria -y entonces proscrita- tribu norteña de los Graykon, que se ganó a pulso su fama armada con su implacable látigo y sus afiladas uñas, dominando a los hombres que disfrutaban de ser tratados con extrema dureza en la intimidad. Durante el tiempo que permaneció en activo hizo ganar sus buenos dineros a su patrón, al menos hasta que llegó el funesto día donde, en un exceso de confianza, cometió la torpeza de golpear a quien no debía; alguien que probablemente no tendría mucho sentido del humor, habida cuenta de que, como respuesta, no sólo no se conformó con devolverle el golpe, sino que -sacando un cuchillo de grandes dimensiones- se afanó en rajarle la cara con tal saña, que la dejó totalmente inservible para el negocio.

Gandor: antiguo capitán de los Juramentados (la Guardia Real de Vulcania), y ex miembro de los Vigías (un cuerpo de espías que en su día se encargó de desenmascarar las actividades heréticas de los druidas). Tras un enfrentamiento con el dragón Strimmond sufrió graves heridas que lo obligaron a retirarse definitivamente de su puesto en la Guardia Real, pero a cambio -y por haber salvado la vida del rey, Baltar el Grande- recibió el preciado título de Caballero Dragón. Actualmente, ostenta el cargo de jefe de la aldea de Xhitaria. Está casado con Telonia, una antigua sacerdotisa, y ambos son los padres de Madox, un muchacho que viene al mundo con una marca de nacimiento en mitad del pecho, que coincide con la señal que las antiguas profecías destacan como el rasgo distintivo de aquel que un día habría de venir a salvar al reino de Vulcania de las Fuerzas de la Oscuridad; no en vano, su hijo se convertirá en el indiscutible protagonista de la obra.

Graykon: tribu nómada de rebeldes norteños que -a pesar de ser humanos- inicialmente no reconocen la autoridad del reino de Vulcania sobre el que consideran su territorio. Por tal motivo, poseen su propio caudillo, su propio dialecto y su propia religión, y son frecuentes sus escaramuzas con las fuerzas vulcanienses. Entre sus particularidades más salientables, cabe mencionar su salvajismo en combate, el uso de espadas curvas y el limado en punta de sus dentaduras, costumbre que adoptaron para amedrentar a sus enemigos. Con el paso de los siglos, y por mediación del Elegido, llegan a establecer una tregua con el reino de Vulcania.

Grimmond: (véase Arnath).

Khang: Antiguo líder de la Orden de los druidas que, en cuanto su Hermandad cayó en desgracia tras descubrirse que llevaba a cabo aberrantes prácticas heréticas, fue condenado a muerte. Sin embargo, antes de que el verdugo segase su vida, el condenado, ya en el cadalso, lanzó una maldición a todos los presentes: juró que un día volvería de la tumba para vengarse, amenaza que acabaría cumpliendo en forma de entidad incorpórea similar a una sombra negra, dotada -entre otras facultades- de la extraordinaria capacidad de adueñarse de los cuerpos de cualquier ser vivo (ya bien sea éste persona, animal o vegetal), siempre y cuando el interfecto haya muerto recientemente o se encuentre sumido en algún tipo de trance profundo. Una vez que Khang logra parasitar el cuerpo en cuestión, también posee la facultad de adueñarse de los recuerdos y habilidades de su huésped y usarlas a su favor para engañar a su entorno.

Korax Loregein: Rey de Vulcania (en tiempos de Nobuk el cronista) y a la sazón, bisnieto de Madox.

Krabhast: (también llamado con frecuencia El Luminoso), divinidad de carácter bondadoso a la que adoran los vulcanienses, y que es hermano de Kra-Koom, maléfico Señor del Inframundo.

Kra-Koom: (también llamado con frecuencia El Oscuro), es el Señor del Inframundo, y por tanto, la némesis absoluta de su hermano, Krabhast, el Luminoso (divinidad de carácter bondadoso a la que adoran los vulcanienses).

Krashodia: río principal de Vulcania (que nace en las Montañas Eternas y cruza la nación de norte a sur, perdiéndose en la Tierra Ignota -lo que a priori impide conocer su auténtica longitud-). Asimismo, hace las veces de frontera natural con Nibiru (país de los anunnakis) al noroeste de Vulcania, y con Drilmor (país de los enanos) al suroeste.

Ladslow: cabecilla del grupo de salteadores de caminos graykons que asaltan a Khang en el bosque cuando este -ocupando aún el cuerpo de Trixel- tiene que echarse a andar pues acaba de reventar a su montura. Una vez que el ente vence y masacra a los ladrones, abandona el putrefacto cuerpo de Trixel y posee al de Ladslow.

Lahmus: monjes guerreros anunnakis, encargados de custodiar el Templo Prohibido de la Montaña Sagrada de Eridu.

Larsa: capital de Nibiru, país de los anunnakis.

Lasthsca (Puente de): puente que atraviesa el Krashodia sirviendo como paso fronterizo entre Vulcania y Nibiru.

Legado de los Antiguos (el): compilación de tablillas de barro escritas por los antiguos patriarcas que contienen, en total, treinta y siete profecías -cada una de ellas dividida entre cuatro y seis versículos-, las cuales revelan una sucesión de acontecimientos venideros de capital importancia para el futuro de Vulcania. Entre ellas, la llegada del Hijo del Dragón y su misión de recuperar la legendaria Espada Brooheelda.

Linneba: popular meretriz drilmoriana (enana) que ofrece sus servicios en La Posada del Tuerto a las órdenes de Cylas, el afamado traficante de mujeres de la capital. Más conocida como la tentación del otro lado del Krashodia, Linneba es, de lejos, la más lucrativa de las mujeres que ha explotado Cylas a lo largo de su extensa carrera. Al igual que su jefe, acaba yendo a parar a la mazmorra tras la trampa que le tienden al xhitariano.

Lobo Gris (la Cima del): cumbre ubicada sobre el desfiladero conocido como la Garganta de Branthir, donde los xhitarianos tienen una atalaya de vigilancia permanente para vigilar una posible invasión de los orcos de Tierra de Nadie.

Madox: leñador de la aldea de Xhitaria -hijo de Gandor, jefe del poblado, y de Telonia, una ex sacerdotisa- que viene al mundo con una marca de nacimiento en mitad del pecho, que coincide con la señal que las antiguas profecías destacan como el rasgo distintivo de aquel que un día habría de venir a salvar al reino de Vulcania de las Fuerzas de la Oscuridad. Uno que será conocido como el Elegido o el Hijo del Dragón. Pese a todo, el muchacho crece en la ignorancia de lo que el destino parece tenerle reservado. No en vano, se trata del indiscutible protagonista de la obra.

Mitros Loregein (apodado el Indomable): primer Rey de Vulcania, cuyo reinado tuvo lugar seis generaciones antes del nacimiento de Madox.

Ninmah: una de las diosas o Maestras Anunnakis que dieron origen a todas las razas inteligentes de Pangea, y a la sazón, esposa de Enki.

Norus: uno de los cuatro miembro del Consejo de Ancianos (cuando Madox llegó por vez primera a la corte). También ostentaba el cargo de tesorero real.

Nurkha: (apodada la Inconmensurable) popular meretriz que ofrece sus servicios en La Posada del Tuerto a las órdenes de Cylas, el afamado traficante de mujeres de la capital, que en su afán de atraer a los numerosos devotos de las abundancias carnales, se dedicó a cebarla diariamente como a un vulgar gorrino. El día que apareció tiesa en su jergón, hicieron falta seis individuos bien fornidos para retirar su cuerpo de la estancia.

Otzzy: herrero de Xhitaria, buen amigo de Madox, que se enamora perdidamente de los caballos que el muchacho encuentra y domestica con asombrosa facilidad en los bosques colindantes y que él mismo se encarga de herrar. La noche que nuestro protagonista decide abandonar la aldea en pos de la mujer de su vida, Ottzy le compra sus tres corceles por el modesto precio de trescientos gavilanes (monedas de cobre).

Puk: famoso herrero procedente de una selecta dinastía de maestros armeros, única familia humana que tuvo el privilegio de heredar la insuperable técnica metalúrgica de los enanos de Drilmor (incluyendo los hechizos empleados en sus forjas). Es el encargado de fabricar la mítica Espada Brooheelda a petición del druida Tumak, seis generaciones antes del nacimiento de Madox (indiscutible protagonista de la obra).

Kevald: miembro del grupo de salteadores de caminos graykons que asaltan a Khang en el bosque cuando este tiene que echarse a andar pues acaba de reventar a su montura. Es el lancero del grupo, y como el resto de sus compañeros, acabará brutalmente masacrado por su presunta víctima.

Ra'grim: raza de caballos considerados de purasangre, muy apreciados por la nobleza tanto por la incomparable belleza de su estampa, como por su legendaria velocidad y resistencia.

Rannield: cocinero de la embajada de Vulcania en Nibiru.

Rolja: meretriz que ofrecía sus servicios en La Posada del Tuerto conjuntamente con su hermana gemela Volja (más conocidas ambas como las Gemelas Nirianas, por ser procedentes de la exótica provincia de Niria). La clave de su éxito radicaba en el hecho de que sus servicios se contrataban de manera conjunta -apelando a la consabida fantasía que no pocos hombres albergan de encamarse con dos mujeres a un tiempo-, con el complemento añadido, en este caso, de ser ambas tan idénticas como dos gotas de agua. Al igual que la mayoría de las rameras más famosas del local, las Gemelas Nirianas trabajaban para Cylas, el famoso tratante de mujeres exóticas. La cosa funcionó a base de bien... al menos hasta el día en que Rolja cayó rendida a los pies de uno de sus más asiduos clientes. Un insulso recaudador de impuestos -feo como una gárgola, pero con más labia que un buhonero-, que tenazmente fue sorbiéndole la sesera con idílicas promesas de amor eterno, a fin de que huyera con él sin previo aviso. Quizás simplemente derretida por sus muchas galanterías, o tal vez porque el individuo le confesó que estaba a punto de escaparse con la bolsa de la recaudación, el caso es que una mañana -bastante antes de rayar el alba-, la popular "artista del doblete" puso pies en polvorosa, dejando con un palmo de narices tanto a su hermana como a su patrón, que vio como tan apasionada fuga le desbarataba de un plumazo su lucrativo negocio.

Saylon: aldea de la provincia de Úrsica, en cuyo extrarradio se encontraba la fragua de Puk, el herrero encargado de fabricar la legendaria Espada Brooheelda.

Sepho: paje de la embajada de Vulcania en Nibiru.

Shartas Dhelaë: tugurio clandestino regentado por Zoggar y ubicado en un sórdido callejón de Vaardralam, gueto de los svartalfr en la Ciudad Azul de Kabulashi. Su traducción a la lengua común viene significando algo así como "La Boca del Averno".

Sherek: Escribano y Cronista Mayor del Archivo Real de La Magna Corte de Vulcania, que -tras su fallecimiento- deja como legado póstumo trece rollos de pergamino que contienen la primera crónica sobre Madox, la misma que aparece recogida en la novela La Espada de los Druidas, la obra que inaugura la saga Las Crónicas de Vulcania.

Sigoth: uno de los cuatro miembro del Consejo de Ancianos (cuando Madox llegó por vez primera a la corte). También ostentaba los cargos de geómetra, astrónomo y maestro de filosofía.

Sir Lydon de Brythendol: embajador vulcaniense de Nibiru (país de los reptilianos) en la época en que Madox recupera la mítica Espada Brooheelda. Su grave afección de gota lo llevará a solicitar repetidas veces al Rey Baltar ser sustituido en el cargo.

Sisla: general anunnaki que tomó partido a favor de los humanos cuando los orcos invadieron Vulcania, y a quien Madox salva de morir en las arenas movedizas.

Sulernia: una de las muchas jovencitas xhitarianas que beben los vientos por nuestro protagonista, y que tan pronto descubre que éste mantiene una relación secreta con Dársila, otra de las muchachas del pueblo, destapa la relación a sabiendas de que Kilian -el padre de Dársila- jamás consentirá una relación entre ambos, a causa de una antigua enemistad que mantiene con Gandor, el padre de Madox. 

Telonia: ex sacerdotisa del Templo Mayor de la Ciudad Azul de Kabulashi, hermana de la famosa ensoñadora Ashia. Telonia cuelga los hábitos para poder contraer matrimonio con Gandor, antiguo capitán de los Juramentados (la Guardia Real de Vulcania), y ex miembro de los Vigías (un cuerpo de espías que en su día se encargó de desenmascarar las aberrantes prácticas heréticas de los druidas). Cuando su marido es nombrado Caballero Dragón viaja con él en la comitiva que fundará la aldea de Xhitaria, donde tendrán a su único hijo, Madox, un niño que viene al mundo con una marca de nacimiento en mitad del pecho, que coincide con la señal que las antiguas profecías destacan como el rasgo distintivo de aquel que un día habría de venir a salvar al reino de Vulcania de las Fuerzas de la Oscuridad.

Trixel: el mejor amigo de Madox, además de pariente lejano, ya que su padre, Wolnar, es primo carnal de Gandor. El espíritu de khang acaba con su vida y posee su cuerpo, valiéndose de la gran amistad que une a ambos muchachos, para tratar de coger con la guardia baja a nuestro protagonista y poder así darle muerte con mayor facilidad.

Tuerto (el): propietario de La Posada del Tuerto, un tugurio de baja estofa que, si bien oficialmente se ofrece como fonda y casa de comidas, en realidad se trata del más afamado lupanar de la Ciudad Azul. Tras su traición al xhitariano -en connivencia con Cylas, el insidioso traficante de mujeres-, el Tuerto acabaría malherido y yendo a parar de cabeza a la mazmorra.

Tumak: druida que llega al taller del afamado maestro herrero Puk para encargarle a éste la fabricación de la mítica espada Brooheelda, seis generaciones antes del nacimiento del protagonista, cuando ocupaba el trono Mitros el Indomable, primer monarca de la dinastía Loregein.

Ursus: orco de aspecto temible, pero de gran corazón que -a diferencia de la mayoría de sus congéneres- cuenta con dos particularidades: una, es que es extremadamente inteligente -a priori, algo impensable en un orco-; y otra, que su piel es azul. El motivo de ambas «anomalías» no se desvelará hasta la segunda entrega de la saga. Desde el día en que lo conoce, Ursus se convertirá en compañero inseparable de Madox (protagonista de la saga).

Vaardralam: gueto svartalfr en la Ciudad Azul de Kabulashi.

Volja: (véase Rolja).

Wolnar: habitante de Xhitaria, primo carnal de Gandor y padre de Trixel.

Xhitar: primer Caballero Dragón de la historia de Vulcania, en cuyo honor se bautiza como Xhitaria a la aldea que fundan Gandor y su caravana de colonos al norte del reino, nombre que -por pura lógica- se extiende a la totalidad de la provincia que alberga al citado poblado.

Xhitaria: aldea ubicada al norte de Vulcania (y unas treinta leguas al norte del Gran Volcán), que recibió ese nombre en honor de Xhitar, quien fuera primer Caballero Dragón en la historia de Vulcania. Este asentamiento fue erigido con el único propósito de dar cobertura logística al puesto de guardia permanente en la Cima del Lobo Gris, una atalaya desde la que puede vigilarse a la perfección el desfiladero de la Garganta de Branthir (único paso posible para el paso de un ejército a Vulcania desde Tierra de Nadie). A la sazón, Xhitaria es también el lugar de nacimiento de Madox, protagonista de la saga.

Zaldivia Loregein: Princesa de Vulcania, única hija de Baltar el Grande, y por consiguiente, la única persona del reino legitimada a heredar algún día el trono.

Zarlok: sumo sacerdote del Templo Mayor, miembro del Consejo de Ancianos de Su Majestad, además de preceptor de la siempre díscola Princesa Zaldivia Loregein, que lo trae por el camino de la amargura. Cuando el Elegido está a punto de ser asesinado en La Posada del Tuerto, es él quien -junto a Erionel, capitán de los guardianes de la puerta- intercede en su favor para salvarle la vida. Más tarde, cuando el muchacho se dispone a salir en pos de la mítica Espada Brooheelda, él se postula como su posible acompañante en tan épica aventura, deseoso de formar parte de un acontecimiento histórico de semejante magnitud.

Zoggar: elfo oscuro, propietario de la taberna Shartas Dhelaë, un tugurio clandestino ubicado en un callejón de Vaardralam, el gueto svartalfr que existe en la Ciudad Azul de Kabulashi.

¡¡Este apartado se encuentra actualmente en construcción. En breve se irá completando con los datos pertinentes!!

2 comentarios:

  1. Muy ineresane y muy necesario en este género.
    ¿Aparecerá también en el libro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que no. Esto es un "extra" que sólo podréis encontrar en esta página.
      Saludos!!!

      Eliminar

Por favor, se ruega que seáis respetuosos en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.